¿Quieres conocer más acerca de mi Programa DESCÚBRETE de Health Coach? A través del siguiente caso práctico te invito a descubrir a Sara, nuestro avatar, y su proceso a través del Programa para que te hagas una idea de cómo funciona y cómo podría ayudarte a ti también. 

Presentando a Sara, nuestra protagonista

Sara tiene 42 años, es soltera con una hija adolescente, Laura. Sus padres viven cerca. Su papá tiene tratamiento para el corazón y su hermana pequeña superó un cáncer de útero.

Adora los perros, tiene un perro raza mediana recogido de un santuario para animales con el que colaboró como voluntaria años atrás.

Vive en un área verde, tranquila, en una casa grande que sigue pagando.

Es profesional y emprendedora.

Su vida gira entorno a su trabajo, su hija y su mamá, que se ocupa del papá y de la hermana por miedo a que se enferme.

Cuando habla de su emprendimiento (pocas veces lo hace) se refiere a él como “un negocito”, algo pequeño. No le da valor o reconocimiento a los años invertidos en él, a su dedicación en formación, a las horas de trabajo, la inversión económica o el tiempo que tuvo que sacar de estar con su hija, con su hermana y con ella misma.

Ella se ocupa de todo. Ser madre soltera le ha hecho asumir los roles de madre-padre. Lo hace con ganas, cariño y amor. Ama a su familia y a su hogar, pero a veces siente que no puede más.

Para darse un respiro va a yoga, por ahora sólo hace posturas, siempre pensando que no le salen bien.

También en esos momentos en los que siente que va a explotar se va a pasear y entra en alguna tienda orgánica para hablar con el dependiente de las propiedades nutricionales o beneficios de algún alimento nuevo para ella.

Sara no está satisfecha consigo misma, no se cree suficiente. Se siente en lucha, en constante esfuerzo y cae en el sufrimiento.

Ayer para cenar cocinó una tortilla vegana de una receta que encontró en un blog. “Creo que me quedó buena”. Laura no dijo nada, pero no dejó ni las migas.

Sara está confusa, no sabe que va a pasar en los próximos meses: la incertidumbre desata sus miedos de escasez y la impotencia, la frustración y la ansiedad la acechan.

La soledad a veces viene a visitarla y se desmorona, siente un vacío profundo. Se recompone y vuelve a empezar como si nada. Llama a su madre: “¿Qué tal estás? ¿Y papá?”.

Es empática y compasiva; también controladora, exigente y rígida. Ahora pasa de la rabia a la tristeza con facilidad y el ciclo se repite. Su ánimo sube y baja como una montaña rusa.

En su día a día, poco se para a sentir. Se ocupa de su apariencia externa, trata de comer pocas grasas y saludable, pero le faltan ideas de nuevos alimentos, recetas y no sabe mucho de nutrición. Además no se lleva muy bien con la cocina. Le gusta comprar y llenar sus alacenas y nevera con nuevos alimentos, pero no sabe cómo usarlos y se le acaban estropeando. Quiere invertir poco tiempo en cocinar y comer sano. Suele cocinar en casa sobre todo por su hija, porque si fuese por ella misma comería cualquier cosa rápida que no engorde mucho y listo, tiraría para adelante.

Cuando está en momentos de bajón se da atracones de pasta y chocolate. Es consciente que lo que come no es del todo saludable y se siente culpable.

En sus relaciones de pareja no le ha ido muy bien, ni con el papá de Laura, ni con una segunda pareja. Se siente desconfiada, temerosa, aunque le gustaría darse una nueva oportunidad de conocer a alguien, pero los miedos y los viejos patrones la acechan y la bloquean.

En las tardes de domingo, después de una siesta, en medio de la calma y del silencio, siente que hay una “mejor forma” de vivir. Algo dentro de ella le dice que lo merece y que quiere ser feliz.

Cada mañana, cuando va a despertar con un beso en la mejilla a Laura, siente un profundo agradecimiento que la hace suspirar.

A veces Sara se reconecta con su intuición femenina y busca información de salud, nutrición, conciencia… en Google o YouTube. Ayer acabó comprando unas bolsas de maca para añadir a sus batidos de la mañana para tener más energía, reequilibrarse hormonalmente y subir su libido.

Sara es una mujer con miedos, dudas, frustraciones, inseguridades… como muchas. En su interior algo le dice que puede cambiar su vida, que merece una versión de vida más bonita pero no sabe por dónde empezar.

¿Cómo ayudo, guío y acompaño a Sara con mi programa DESCÚBRETE de 6 meses de nutrición integral?

A través de mi Programa DESCÚBRETE de 6 meses (2 sesiones online al mes, un total de 12 sesiones de unos 75 minutos con una nota escrita por sesión), fuimos haciendo un recorrido Desde El Alimento a la Conciencia, usando El Alimento como Medicina y La Medicina de la Conciencia.

El Programa se ajustó a las necesidades de Sara en el momento en el que ella se encontraba.

Abordamos la totalidad del SER: parte física, mental, emocional y espiritual. Lo que ella eligió.

La guie a comprender desde el corazón, a despertar la intuición. Decidir desde ahí.

Esto le supuso abrirse a una nueva forma de habitarse, tener nuevos hábitos de vida, incluso los nunca conocidos o rechazados hasta el momento. Poder ver el mundo, la vida con otras gafas, desde otra posición, desde otra perspectiva.

Hablamos de Salud. La pérdida de salud supone desequilibrio, incoherencia, intoxicación, inflamación. Si abordamos estos cuatro aspectos, cada Ser Humano recupera su estado natural, la Salud. La pérdida de Salud está como parte de la enseñanza de vida elegida.

Sara se convirtió en una persona responsable, con capacidad de decisión y sin delegación de su Salud, de su Vida. Todo con mi apoyo, guía y acompañamiento necesario. Porque el único sabio de su Ser es una misma. Eso la llevó directa a un autoconocimiento interno profundo: la introspección.

Adoptamos herramientas como:

  • Nuevos alimentos medicina y formas de alimentarse.
  • Plantas medicinales.
  • Aceites esenciales.
  • Suplementos y superalimentos.
  • Protocolos especiales.
  • Respiración, relajación, contemplación, visualización.
  • Limpiezas de cuerpo, mente y alma.
  • La observación.
  • El autocuestionamiento.
  • Soltar viejos patrones, creencias, anclajes.
  • El lenguaje.
  • La Honestidad.
  • La Humildad.
  • El perdón a una misma.
  • La compasión con una misma.
  • La gratitud con una misma.
  • El amor propio.
  • La empatía.
  • La ternura.

El programa se adaptó y ajustó a las necesidades y objetivos que Sara estableció

Le facilité unos formularios específicos donde se programaron las metas, el horario y además:

  • Correo resumen de cada sesión.
  • Nota escrita de cada sesión recogiendo su contenido. Teniendo ahora un expediente completo con toda la trazabilidad de su proceso. Una hermosa novela de su proceso de transformación.
  • Estableció sus metas de salud, sus plazos y sus ritmos.
  • Se abordaron todas las áreas de vida a nutrir.
  • Ella quiso atender al cuerpo, a la mente y al Ser según lo que cada persona desee y según el momento de transformación en el que se encuentre cada uno:
    • Se abordaron la carrera profesional.
    • El ejercicio físico.
    • Las relaciones: hija, familia, amistades, parejas, compañeros, etc.
    • La espiritualidad.
    • Y por supuesto la Comida.

Todo ello ajustado a su momento de Salud.

Considero alimento todo aquello que nos nutre

Le di a Sara las herramientas y la capacidad de responsabilizarse y tomar acción sobre su Salud.

  • Ella decidió lo que deseaba o no experimentar, no hay obligaciones.
  • Es un camino en el que:
      • A probar nuevos alimentos.
      • A vivir nuevas experiencias.
      • A descubrir nuevos puntos de vista.
      • A ver nuevas perspectivas.
      • A profundizar en su conocimiento interno.
      • A llegar a su reconocimiento propio.

También le di:

  • Ideas de alimentos nuevos.
  • Listado de alimentos por escrito y sugerencias de dónde adquirirlos.
  • Recetas orientativas propias por escrito y de otros.
  • Orientación para crear un fondo de despensa, para dejar salir tu capacidad de crear, experimentar (no hay equivocación, ¡es aprendizaje!).
  • Ayuda para organizarse en la cocina y cocinar con tips sencillos y prácticos.
  • Material de orientación sugerido para dirigirla hacia donde le interese en cada momento, como libros, vídeos, películas, páginas, tiendas, blogs…
  • Ayuda para incorporar nuevos elementos a tu alimentación, la posibilidad de que aprendas a sentir y escuchar a tu cuerpo, mente y ser.

¡No hemos nacido para vivir en dietas! 

El Programa DESCÚBRETE de 6 meses al detalle 

  • El costo estándar de las 12 sesiones es de 65€ o USD70 por sesión.
  • El compromiso debe ser para el programa completo que se ajuste a tus necesidades (pudiendo variar el número de sesiones o tiempo según cada persona).
  • ¿Por qué 6 meses? Se establecen 6 meses para poder integrar de forma natural los cambios en la vida cotidiana. Aun así  el programa se ajusta y se adapta a tus necesidades.
  • La forma de pago estándar es en tres pagos:
    • Al inicio, con la firma del acuerdo.
    • Antes de la 4ª sesión.
    • Y antes de la 6ª sesión.
  • Después de la primera sesión gratuita se personaliza el programa a cada persona buscando la forma de que sea viable para ambas partes.

Si quieres saber más sobre lo qué es una Health Coach te invito a leer mis tres artículos sobre el tema en mi blog.

EMPIEZA TU CAMBIO

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar